¿Cómo utilizar tu tarjeta de crédito en una forma inteligente y adecuada? ¿Puede usarse de una forma que te ayude a mejorar tu crédito, y a ganar, en lugar de que se convierta en tu muerte financiera? Hoy te diré cómo puedes utilizar estrategias sencillas sin crear un desastre con tus deudas como muchas personas lo hemos hecho.

La tarjeta de crédito no es mala si la usamos inteligentemente. Piensa en ella como si fuera un cuchillo. En una buena mano es una herramienta excelente, pero en otra puede ser una herramienta que causa muchísimo daño. 

Las tarjetas de crédito son el primer indicador que tienen los bancos para saber si una persona tiene una buena calidad de vida financiera. 

Yo estoy consciente de que muchas personas utilizan la primera posibilidad de crédito para comenzar un desastre financiero, para comprar pizzas, para comprar almuerzos, para comprar viajes que ni siquiera tienen con qué pagar. 

Esa es la forma errada de usarla. 

Si utilizamos la tarjeta de una forma adecuada y no usamos el crédito que nos dan, sino los recursos que nos da la tarjeta; podemos lograr resultados buenos para nuestra vida financiera.

Una forma desastrosa de utilizar la tarjeta de crédito es ir a almorzar o pagar un viaje a tres o cuatro años al 30%. “Voy a almorzar con mi pareja, que lindo”. Pago, lo pongo en la tarjeta de crédito y año y medio después estoy pagando el 30 por ciento. 

¡Es un desastre!

O por ejemplo un viaje. “Ah no, tengo cupo en mi tarjeta de crédito”. Hago ese viaje, y año y medio o dos años después, estoy pagando el 30% más la devaluación, si lo pago en dólares u otra moneda. Es un desastre usarlo de esa manera.

Lo primero que te voy a invitar es a que uses la tarjeta de crédito pagando los gastos mensualmente. Que NO acumules.

Algunas personas piensan “yo tengo una deuda en mi tarjeta de crédito para ir construyendo mi crédito”. ¡No! A los bancos no les interesa que tú tengas crédito en tu tarjeta de crédito. Les importa que la uses y que mantengas tu balance en menos del 30%. 

Lo ideal es que no tengas balance. Tú puedes utilizar la tarjeta, pagar tus gastos del almuerzo, del mercado, de los servicios o lo que necesites con tu tarjeta de crédito; pero pagas mensualmente todo antes del vencimiento de la tarjeta, de manera que vas a perder las ventajas sin tener las desventajas del crédito. 

El truco es: nunca uses todo el crédito que te den. 

Si uso el crédito, todo el dinero que yo le pago al banco en interés, es dinero que yo arrojo a la basura. Si yo debo 10 mil dólares al 20%, son dos mil dólares de interés. Quiere decir que, si yo tengo una deuda de 10 mil dólares en tarjetas de crédito, solamente en intereses, voy a pagar al año 2000 dólares. 

Para muchas personas eso es más que uno de sus salarios, es absurdo. 

Si tú manejas las tarjetas adecuadamente y pagas el balance cada mes, esos dos mil dólares, o ese 20 o 30 por ciento sobre lo que te “endeudes” (que ahora lo vas a hacer), irán directamente a tu ahorro.

Esto es algo que te ayudará a crecer con el sistema crediticio porque si usas la tarjeta de crédito y pagas mensualmente, el sistema te va a reconocer como una persona que usa el crédito, pero no se endeuda. 

Es absurdo, pero así funciona.

¿Cómo funciona el sistema? Estas son algunas de las preguntas que te tienes que hacer antes de tomar una tarjeta de crédito. 

Busca o negocia con los bancos que no tengan cuotas de manejo. 

En muchos bancos cuando preguntas ellos te dicen: “No, la cuota de manejo no se puede quitar”. ¡Mentira! Todo es negociable. 

Si tú tienes una tarjeta, así la tengas hace mucho tiempo, llama a tu banco y pregunta si podrían quitar la cuota de manejo. Ellos te van a decir “no señor(a), no se puede quitar la cuota de manejo”. 

Entonces tú les respondes: “bueno entonces yo me voy a ir para el otro banco que me está ofreciendo una tarjeta de crédito sin cuota de manejo”. 

Te van a decir que no se puede. Ahí vas a responder “me da pena, pero voy a cancelar mi tarjeta de crédito”. Ellos te van a pasar al departamento de “fidelización” y te van a quitar la cuota de manejo. 

Eso va a ser un ahorro que puedes hacer recibiendo el mismo servicio, pero al mismo tiempo sin pagar esa cuota de manejo. Debes tener en cuenta que esto te lo hace el banco siempre y cuando tú hayas pagado bien.

El segundo punto al recibir una tarjeta de crédito es buscar y conocer realmente los beneficios de la tarjeta de crédito. Eso es algo que muy pocas personas hacen.

¿Cuáles son esos beneficios? Una Visa no es igual a otra Visa. Hay unos que te cubren el seguro del carro. Hay unos que te cubren el seguro de tu casa. Hay otros que te dan seguros de salud cuando viajas y cada uno de esos es importante. 

Por ejemplo, cuando yo alquilo un automóvil, American Express o algunas de las tarjetas Visa, me dan el 100% del seguro del automóvil. Lo mismo hacen algunos bancos cuando compras el tiquete aéreo con esa tarjeta de crédito. Te ofrecen un seguro (puede ser limitado) de salud que puede protegerte de hospitalización o de gastos de emergencia en otra parte. 

Tienes que preguntarle a tu banco cuáles son los servicios o los beneficios que ofrece esa tarjeta.

Algunas tarjetas de crédito tienen programas de recompensas y de “millas”, y por cada dólar que tu gastas con esa tarjeta, te dan un crédito en millas. Estas se convierten en puntos que puedes convertir después en viajes, en tiquetes, en compras, o incluso hasta pagar en efectivo. 

Pregunta en el programa de recompensas cada dólar que acumulas cuánto te vale en un dólar real. Sé que, en American Express, por ejemplo, por cada 1.50 dólares que yo acumule, me dan un dólar en moneda real. Esto tienes que mirarlo porque cada tarjeta lo hace de manera diferente.

Todos estos detalles pueden convertirse en generador de ingresos. 

Busca entre varias tarjetas, no te quedes con la publicidad ni con la que te ofrezca el mejor cupo; lo importante es cuáles son los seguros, las millas, los costos y esos detalles que te pueden permitir crecer tu crédito y ganar dinero.

Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

Comentarios en Facebook