Según el Fondo Monetario Internacional, Japón es la tercera economía más grande a nivel mundial. La gran lección es que los japoneses consiguieron este crecimiento tras los estragos de la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo lo hicieron? No fue un milagro.

La cultura japonesa se caracteriza por el trabajo duro y la buena administración. ¿Y nosotros? Lamentablemente no somos el país con la mejor educación financiera del mundo, pero ¡Tú puedes ser la excepción! Ponte las pilas y ahorra con el método japonés: Kakebo.

¿Qué es?
El Kakebo es una adaptación del Kakeibo o libro de cuentas nipón para la economía doméstica. Fue elaborado por Motoko Hani en 1904 con el propósito de ayudar a las mujeres con la gestión de las finanzas del hogar y así otorgarles mayor autonomía.

En la actualidad, los japoneses suelen comprar uno a principio de año para gestionar mejor su dinero y disfrutar del ahorro.

¿Cómo funciona?
Kakebo se basa en la previsión mensual de los gastos fijos y el control del resto de los gastos mediante categorías concretas como supervivencia, ocio, vicio, cultura y extras. Eso suena básico pero también te permite establecer objetivos y hacer promesas, ayudándote a realizar un análisis de resultados para conocer tus avances.

Mira el siguiente video para entender cómo funciona:

El truco está en hacer las cuentas de cada día. Eso requiere un poco de disciplina pero, al final del mes, sabrás cuáles han sido tus gastos inútiles.

Hacer un presupuesto es una excelente opción para ahorrar, pero mantenerlo al día es difícil. Kakebo facilita la tarea porque combina la disciplina contable con el entretenimiento.

Recuerda que si bien este método te facilita tomar conciencia de los gastos innecesarios o los que puedes reducir para ahorrar dinero, no ahorra por ti. Tienes que ponerle ganas. ¡Ponte una meta y alcánzala!

Fuente: PQS

Enlace original

Comentarios en Facebook